Calle Curros EnriquezYa sabemos más detalles de la noticia ocurrida a finales de abril cuando unos asaltantes entraron en un domicilio de Guadalmar y dispararon al dueño.

El negocio de dedicaba al alquiler de habitaciones por hora. Todo muy discreto, se realizaban las reservas mediante teléfono y solamente se les identificaba con un número, nada de nombre para preservar la identidad.
Una vez realizada la reserva, el precio era de 20€ por la primera hora y 10€ por las siguientes. El dueño entregaba las llaves detrás de una cortina para así no ver a los inquilinos y seguir manteniendo la discreción. Además una chica se encargaba de la limpieza de las habitaciones.

Este tipo de negocios existe en Japón y de allí es de donde se importó la idea. Idea que a los vecinos no les gustaba mucho, dado el trasiego de parejas que pasaban al día por el domicilio.

Pues el atraco ocurrió el pasado 20 de abril sobre las 23 horas, hora a la que tenía una reserva realizada. Como siempre, el dueño detrás de la cortina recibió a los inquilinos, pero en esta ocasión no era una pareja como las otras sino un par de encapuchados que venían a llevarse el dinero de la caja. Además le dieron un disparo en el hombro. Gracias a ese disparo, la muchacha que estaba contratada para la limpieza de habitaciones lo escuchó y llamó rápidamente a emergencias y posteriormente el hombre fue trasladado al Hospital Clínico.

La investigación llamda “Operación Revolcón” comenzó cuando el dueño del negocio reconoció la voz de la llamada que reservó la habitación. La policía que siguió de cerca a los individuos, consiguió detener a uno de ellos el pasado día 6, mientras que el otro al parecer huyó hacia Rumanía.

Pueden ver más detalles de esta operación en DiarioSur o La Opinión de Málaga.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.