Los caminos de tierra situados en la desembocadura del Guadalhorce han sido acedentados con gravilla, mejorando según los vecinos el paso por la zona, aunque también recuerdan que anteriormente se encontraban bancos en los que poder descansar que ahora piden se repongan, además de algunos árboles para poder tener algo de sombra.

Desde el Diario Sur informan de los proyectos que están planteados como la pasarela que unirá las dos orillas del Guadalhorce formando parte de la Senda Litoral.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.