Europapress
Los hechos sucedieron en abril de este año. Un juzgado de lo Penal de Málaga consideró probado, según consta en la sentencia de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, que el acusado se dirigió a un hombre que había aparcado su vehículo en una calle de la barriada malagueña de Churriana y, “exhibiéndole una navaja”, consiguió hacerse con el vehículo.

Poco después, cuando el acusado conducía el coche, según su propia versión, bajo la influencia de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes, tuvo un accidente en la autovía, por lo que el vehículo sufrió daños tasados pericialmente en 1.630 euros. Al procesado se le practicaron las pruebas de alcoholemia y dio como resultado 0,91 y 0,88 miligramos por litro.

Por estos hechos, el juzgado le condenó a tres años y medio de prisión por un delito de robo de vehículo con intimidación, con la agravante de reincidencia porque ya le constaba una sentencia condenatoria por el mismo tipo delictivo; y a multa de 1.080 euros y un año de privación del carné por un delito contra la seguridad vial.

Contra esta sentencia, la defensa presentó un recurso, que el Tribunal de apelación estima en parte, al considerar que la intimidación que sufrió el dueño del vehículo fue “de una entidad menor”, puesto que es “ante su simple exhibición” cuando se entrega las llaves del vehículo; por esto, rebaja la pena a 21 meses de prisión.

Sobre el segundo delito, se confirma tanto la calificación jurídica realizada por el juez como la condena, ya que la defensa del acusado no alegó nada al respecto en su recurso. En cuanto a la responsabilidad civil, se fija en el valor de la reparación del coche por los daños sufridos, que se establecerá en la ejecución de la sentencia, con un límite máximo de 1.630 euros.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.