guadalmar puerto malagueño
En el mediodía del sábado 28 de Marzo se ha disputado el encuentro correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Liga Provincial Alevín. Se han enfrentado el CD Guadalmar y el Puerto Malagueño. En juego el cuarto puesto de la clasificación, con opciones para escalar al tercero.

A pesar de ser un partido de los importantes, los chicos de Alberto y Fernando han salido al campo a jugar olvidándose de la presión y de esta manera se han hecho dominadores del juego. El balón salía jugado desde atrás, y el centro del campo y la delantera con continuos apoyos y movimientos creaban ocasiones de gol. Una de estas jugadas trascurre por la banda derecha, allí el Gran Manu Chávez sube el balón dando un pase al interior del área para que, el más listo , Víctor Triviño en el primer palo consiga rematar y hacer el primer gol, 1-0. El dominio continuó, los del Puerto Malagueño, en su mayoría de segundo año, empezaron a hacer valer su poderío físico. Pero la calidad futbolística de los nuestros mandaba en el terreno de juego, para pararnos sólo podían hacer faltas. Una de ellas es lanzada por Manu Chávez, el portero rechaza el balón al larguero y el Káiser Fran Pedraza lo caza y fusila para hacer el 2-0. El partido se ponía de cara, y lo que se veía en el campo no hacía temer nada a la afición. Pero en este bendito juego todo cuenta, el entrenador visitante comenzó a jugar su partido presionando de manera vehemente al joven árbitro. Éste no supo pararlo y como consecuencia de las reiteradas protestas, en una jugada en el lateral derecho de nuestra defensa, pita una falta inexistente, la cual es lanzada y acaba en gol, 2-1. Gol psicológico pues se produce justo antes del descanso.

La segunda parte fue distinta, el físico de los visitantes se fue imponiendo debido también al calor insoportable que hacía. No sólo por las altas temperaturas, sino porque el campo no tiene riego y el caucho del césped artificial se fue calentando y creando un ambiente irrespirable. Alguien del Ayuntamiento debería jugar ahí a las 12:30, como lo hicieron estos niños de 11 y 12 años para ver el error tremendo que han cometido de hacer un campo sin riego. Pero volviendo al partido, entre el calor, el árbitro con errores continuos y el nerviosismo local, llegó el gol del empate. El partido se volvió a equilibrar a partir de ahí, nos costaba crear ocasiones pero ellos tampoco hacían daño cuando tenían el balón. En una jugada desafortunada, nuestro cerrojo defensivo, Hugo se hace daño, desde el banquillo se hace el cambio. El balón lo saca el portero visitante, y por descolocación tras el cambio antes comentado, le llega a su delantera que hace el 2-3. Este gol hizo mucho daño entre los nuestros, que estaban perdiendo tras llevar una ventaja clara. A partir de aquí desquiciamiento general provocado por la labor arbitral, con un entrenador visitante dominando la situación y una afición local que no podía creer lo que estaba viendo. Los chicos intentaban aislarse y seguir intentándolo, pero en caso de peligro a nuestro favor, tras el grito desesperado del entrenador del Puerto venía la sanción injusta pitada por el árbitro, faltas inexistentes, fueras de juego imposibles y un sin fin de momentos fuera de toda lógica. Faltando diez minutos para el final llega el 2-4, con nuestro equipo volcado en el ataque su jugador roba en el centro del campo y desde fuera del área cruza el balón imparable para nuestro portero Iker. Con este gol parecía todo perdido, pero la afición reaccionó como siempre animando a los suyos para que continuaran, pues por juego no merecían perder. Los chicos se volcaron aún más sobre la portería contraria, fruto de ello llegó otro golazo del pistolero Miguel Yebra, 3-4 y cinco minutos para soñar con un empate, que a estas alturas del partido era un muy buen resultado. Fueron varias las ocasiones, la más clara para Víctor Triviño que situado en el segundo palo remata un corner, el balón da por fuera de la red, la afición llegó a cantar gol, pero no. La suerte era esquiva y el árbitro pita el final sin descontar nada, superado por la situación creada desde el banquillo visitante.

De este encuentro hay que sacar varias conclusiones, la primera es que nuestro Ayuntamiento debe instalar el riego en el campo lo antes posible. Hemos podido comprobar como el aire se hace irrespirable cuando el sol calienta el caucho, y aún estamos en Abril, cuando llegue Mayo o Junio será insoportable. La segunda es que en el fútbol todo vale, hasta la actitud poco deportiva, e incluso insultante a veces (con gestos hacia la afición local) del entrenador visitante, que por cierto en la ficha realizada por el árbitro ni siquiera indica su nombre, ¿puede un equipo presentarse a jugar sin un entrenador con ficha como tal?, pues en este caso así pasó. La tercera y última es que hay que seguir, que no pasa nada, que aún quedan oportunidades y mucha liga por delante. En el día de hoy los doce que han participado no han merecido perder. Iker, Hugo, Álvaro, Pablo, Javi Miguel, Darío, Fran, Miguel, Manu, Josebi, Víctor y Javi Ortiz han jugado un muy buen partido, aunque la suerte no les ha acompañado.

La próxima semana nos visitará el CD Ronda, otro partidazo, que esperamos tengamos la suerte de jugar sin condicionantes externos y con la máxima deportividad posible. Os esperamos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.