mortadelo-guadalmar

En la tarde del sábado 13 de Febrero se disputó el encuentro correspondiente a la décimo séptima jornada de la Liga Provincial Alevín Grupo IV. Se enfrentaron la UD Mortadelo-A y el CD Guadalmar-A. Partido fijado a las 16:00 horas de un sábado, es decir, a la hora de la siesta o de la reunión en familia tras una buena comida. Pero cosas del fútbol, la UD Mortadelo al parecer no tenía otra hora ni otro día.

Por la posición de ambos equipos en la clasificación, décimos los locales y quintos los nuestros, el partido tenía un claro favorito. A los pocos minutos de iniciarse el encuentro la afición se dio cuenta que la hora no era la mejor para jugar al fútbol. Los chicos de Alberto y Fernando no entraban en el partido, la siesta aún les duraba. Por el contrario el equipo local se hacía dueño del centro del campo y hacía trabajar a nuestro portero Nico. Y tanto va el cántaro a la fuente que en el minuto 17, tras varios rechaces dentro del área, ellos marcan el primero, 1-0. El partido no era de excelencia futbolística, sino de carácter en el campo y actitud competitiva, justo lo que hasta el momento a ellos les sobraba y a nosotros nos faltaba. La defensa sufría, Hugo, Guillermo, Javi Miguel y Darío se veían superados debido a que el centro del campo flojeaba en la presión. Este gol y las arengas desde el banquillo espolearon al Guadalmar. En el minuto 21 arrancada por la banda del Gladiador Álvaro Expósito, tras zafarse de dos defensas pone un centro raso al corazón del área donde el Killer Josebi García, siempre bien situado, marca el gol del empate, 1-1. A partir de aquí el equipo mejora, se lo cree, con el Pistolero Miguel Yebra y el Killer Josebi García juntos, gana presencia en campo contrario. Fruto de ello es un balón que Josebi lucha para evitar que salga, levanta la cabeza y pone un pase atrás para que el Gladiador Álvaro Expósito de zurdazo imparable haga el 1-2 en el minuto 27. Y antes del descanso dos cosas a destacar, primero un paradón del Gran Nico que mantenía las esperanzas y segundo un clarísimo penalti cometido sobre el hombre del partido, Josebi García, que de manera inexplicable el árbitro se negó a pitar. Así llegamos al final de los primeros treinta y cinco minutos.

La afición temía que el equipo volviera a perder otra vez fuera de casa frente, a priori, un rival inferior. Y estos temores se convirtieron en pesadilla cuando nada más reanudarse la segunda parte la UD Mortadelo marca el gol del empate, 2-2 minuto 36. Otro gol conseguido tras rechaces y líos en el área donde ellos se desenvolvían mejor gracias a su actitud competitiva y de lucha. A partir de aquí la palabra que define el segundo tiempo es sufrimiento. Nadie conseguía hacerse con el control del partido, el Káiser Fran Pedraza y Todoterreno Rafa García no podían con su centro del campo. El primero no conseguía meter pases claros arriba, y el segundo intentaba sin fortuna una y otra vez marcar desde fuera del área, pero ninguno conseguía cumplir sus objetivos. El Cañonero Pablo Navarrete salió intentando demostrar su calidad y buen disparo, pero tampoco lo consiguió en las faltas directas que lanzó. Como he dicho antes era un partido de lucha constante, donde los más aguerridos sacan su carácter, y si en el Guadalmar algún jugador tiene garra y carácter ese es el Infalible Hugo Sánchez. Saque de córner a favor nuestra, rechace de defensa y portero, balón dividido y ahí Hugo Sánchez se lanza a por todas y consigue introducir el balón en la portería contraria, 2-3 minuto 42. Por fin ganamos un balón dividido y además acaba en gol. Otra vez por delante en el marcador pero todavía quedaba un mundo hasta el final. El partido continuó por los mismos derroteros, mucho contacto, muchas faltas, muchas imprecisiones y poco fútbol. Lo único positivo era la emoción por el marcador tan ajustado, cualquiera podía marcar y eso acrecentaba el sufrimiento de todos. Poco antes del final el árbitro también se convirtió en protagonista, como al final del primer tiempo, esta vez no quiso pitar una clara cesión de la defensa del Mortadelo a su portero. Con discusiones y menos fútbol se llegó al final del encuentro. Por fin victoria en un campo difícil ante un rival muy luchador y competitivo y un arbitraje que, por suerte, no fue decisivo.

Estas victorias son las que dan, además de puntos en la clasificación, experiencia y carácter competitivo a nuestros jugadores, pues aprenden que en ocasiones hay que tirar de raza y garra para ganar partidos complicados como este. La unión hace la fuerza y eso también lo saben. La próxima semana jugamos en casa frente al CD Carlinda-A, os esperamos.

j17-mortadelo-guadalmar-equipo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.