malaka guadalmarEn la tarde del Viernes 14 de Mayo se jugó la última jornada del Grupo IV de la Liga Provincial Benjamín. Se enfrentaban como local la A.D. Malaka y como visitante el C.D. Guadalmar. El precedente de la primera vuelta era un empate a 4 en el albero, que hacía esperar un partido emocionante.

Por los nuestros el equipo titular fue Nico en la portería, la defensa para Darío, Hugo y Pablo, en el centro del campo el Kaiser Fran Pedraza y Miguel Yebra, y como delantero el Killer Rafa. Estos siete se hicieron con las riendas del partido y con empate a cero tuvieron tres ocasiones claras de ponerse por delante. La primera la tuvo el Kaiser Fran Pedraza que tras jugada personal por la izquierda disparó y  se encontró con la cara del portero local que salvaba el gol. La segunda tras un saque de esquina que se paseó sin que nadie llegara a empujar el balón al fondo de la red. La tercera un gran disparo al larguero del Killer Rafa, intentado en el rechace el Kaiser Fran Pedraza rematar de chilena. El partido estaba controlado, sin embargo llegó el 1-0. A los chicos de Fernando y Alberto este gol les afectó mucho, lo que unido al calor y al subidón de moral del equipo contrario hizo que llegáramos hasta el 4-0. Durante esta primera parte entraron Mauri, Guillermo y Antonio, intentando refrescar al equipo. Lamentablemente Pablo se lesionó en el calentamiento y no pudo ayudar a sus compañeros, aunque estuvo muy activo desde el banquillo animando. Pero fue el Killer Josebi quien tras una gran jugada personal pegado a la línea de fondo hace el pase de la muerte al que llega nuevamente por la izquierda el Kaiser Fran Pedraza para hacer el 4-1. Justo con el gol llegó el descanso, y también un cambio en el ánimo de los jugadores.

La segunda parte empezaba con los locales muy relajados por el resultado y los nuestros intentando no dar el partido por perdido, quedaban treinta minutos de partido y de liga, y había que intentarlo. Sin embargo, llegó el 5-1, tras una gran parada de Nico el rechace lo recoge el delantero del Malaka y gol. Esta vez los nuestros reaccionaron como si nada hubiera ocurrido y siguieron intentándolo. Durante unos minutos el marcador no se movía, pero otra vez el Killer Josebi iba a levantar a los suyos, en esta ocasión recibe un pase entre líneas que lo deja sólo delante del portero y hace el 5-2, que calidad la de este jugador. A partir de aquí el Guadalmar era una apisonadora, el balón era nuestro y las ganas y la ilusión hacían que ni el calor ni las tretas para perder tiempo del  Malaka nos afectara. Salió el Killer Rafa para dar descanso a Josebi, y también fue determinante, recoge otro pase que lo deja sólo delante del portero, cruza el balón da en la base de palo y otra vez el Kaiser Fran Pedraza lo recoge y empuja para hacer el 5-3. Quedaban unos cinco minutos para el final y había que seguir. Miguel Yebra lo intenta por la banda derecha, el balón sale a corner. El propio Miguel Yebra lo saca y con un cabezazo inapelable el Killer Rafa hace el 5-4, golazo de auténtido delantero centro. Ahora sí, ya sólo falta uno más. Desde la grada un antiguo compañero, Guilherme, animaba sin parar. El Malaka estaba desconcertado, la primera parte fue un espejismo. Estábamos en tiempo de descuento cuando el Killer Rafa recibe un pase, se marcha de su defensa, avanza por la izquierda hasta adentrarse en el área, pone un pase de gol al punto de penalti, el Kaiser Fran Pedraza no llega pero Miguel Yebra llegando desde atrás, todo corazón, se estira, golpea y por fin 5-5. Gran remontada y grandes estos luchadores que nunca han dado el partido por perdido. Al igual que en la primera parte, con el gol el árbitro pita el final del partido.

Gran final de liga de estos doce chicos que durante toda esta temporada han demostrado ser un grupo de amigos que se divierten jugando al fútbol y sobre todo que saben ganar y, lo que es más difícil, perder. No ha fallado ninguno de ellos aún cuando los resultados eran adversos, no sólo a los partidos tampoco a los entrenamientos. Todos comprometidos con el equipo. Se merecen un campo de césped como todos sus adversarios y esperemos que ese sueño se haga realidad por el bien de ellos y de todos los niños que forman parte del C.D. Guadalmar. Un club modesto pero con unos valores claros que intenta inculcar a sus jugadores para que les ayude a desarrollarse como buenos futbolistas y mejores personas.

guadalmar-benjamin

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.