Los vecinos de Guadalmar ven un problema con la nueva entrada al aeropuerto desde la A-7. El intenso tráfico que soporta esta vía diariamente se verá incrementado en el momento que entre en funcionamiento este nuevo ramal hacia las terminales del aeropuerto, dificultando aún más la circulación en ese tramo.

Cada día sufren los colapsos y ahora temen que no sólo sean cuatro o cinco kilometros diarios sino bastantes más como aseguran en esta frase: “Nos han dejado encajonados; nos las vemos y nos la deseamos para entrar o salir de nuestras casas, el colapso es permanente en Guadalmar, con cuatro o cinco kilómetros de colas diarias”. No es el único problema que ven los vecinos ya que también piden que se lleven a cabo medidas para paliar el efecto sonoro que tendrá este vial sobre la zona, además de un nuevo carril en la A-7 para agilizar el tráfico por la zona.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.