Todos los años tenemos el mismo problema en Guadalmar, los temporales arrasan con la arena de la playa y tiene que ser reemplazada.

Pero este año la cosa está llegando más lejos, ya que este desgaste anual está afectado al paseo marítimo como podemos comprobar en la fotografía. Los vecinos temen que no solamente se quede la cosa en este socavón de 6 metros, sino que afecte a más zonas del paseo marítimo y se convierta en un verdadero problema.

Las obras se acelerarán pero los vecinos temen que no sea así y que continúen los problemas en la zona.

Para más info: diariosur

Sobre El Autor

Artículos Relacionados