Portada Alta GuadalmarEl CD Guadalmar afrontaba su nuevo choque liguero con numerosas bajas, con las de los entrenadores incluidos ya que fueron expulsados en el partido anterior, aunque estos acudieron al encuentro. Los Amarillos llegaban con 12 jugadores al campo del Atl. Portada Alta, equipo que actualmente ocupa el último puesto de la clasificación. El Guadalmar a pesar de las bajas se veía motivado para aprovechar la condición de mala forma del equipo local y poder llevarse una cómoda victoria.

Una vez que dio comienzo el partido, los Amarillos empezaron a presionar al rival. En una recuperación del Guadalmar en el centro del campo, el balón cae en los pies de Manuel Pérez Pino, este realiza una gran jugada en la que se lleva varios defesas y llega a línea de fondo, para realizar “el pase de la muerte”  en el que Juan Pablo estuvo listo y empujó el balón al fondo de la red, el Guadalmar se ponía 0-1 en minuto 4 de partido. Una vez abierta la lata los Amarillos iban a por el segundo.  Poco más tarde, en el minuto 12, Manuel Pérez Pino se queda solo ante el portero y tras una gran definición conseguía marcar el 0-2 y dejaba el partido aparentemente encarrilado. El Portada Alta apenas llegaba a la portería contraria y sin mucho peligro. El Guadalmar tendría varias ocasiones para sentenciar el partido pero no fue capaz de materializarlas y se llegó al descanso con el 0-2.

En la reanudación de la segunda parte, el partido siguió la misma métrica aunque con un aliciente más, el árbitro. Este comenzó a arbitrar de una manera extraña en la que todas las decisiones afectaban para mal a los nuestros. En una acción de los Amarillos, un jugador del Guadalmar recibe tres faltas consecutivas con dureza, Manu Gilabert  protesta la acción desde el banquillo, que al menos pite una pero el árbitro para el juego y le muestra la primera amarilla. Los locales poco a poco se venían arriba viendo la ayuda arbitral. A falta de 30 minutos para el final, el Guadalmar realiza un cambio, en el que sale del campo Alejandro Bueno, que pidió el cambio por el hecho de que el árbitro empezó a hablarle sin motivo ninguno con tono vacilante. Una vez realizado el cambio el jugador sustituido empezó a hacer referencia hacia la persona del árbitro, este le oyó y acabó expulsándolo una vez realizada la sustitución. En su lugar salió Manuel Gilabert, este duró 2 minutos sobre el terreno de juego, nada más tocar el primer balón tubo un leve forcejeo con el defensa y el árbitro lo entendió como agresión y le sacó la roja, el propio entrenador del Portada Alta le dijo al árbitro que él no había hecho nada. El Guadalmar tocado moralmente por las acciones del colegiado se fue viniendo poco a poco abajo y los rivales empezaron a apretar. Los Amarillos encerrados intentaban salir a la contra pero el árbitro se encargaría de pararla pitando fueras de juegos o faltas inexistentes en contra. En el minuto 94 en un córner a favor de los locales consiguen el marcar y recortar el marcador en el 1-2 pero no dio tiempo para más y pito el final del partido. El Guadalmar consigue una victoria que a priori parecía fácil pero otro árbitro se encargó de que no lo fuera. Para el próximo partido los nuestros contaran otras dos bajas nuevas.

El próximo partido se jugará contra el Colegio de San Estanislao en el campo de este. Los Amarillos afrontarán su segundo partido consecutivo como visitante e intentaran conseguir su tercera victoria consecutiva.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.