Mortadelo GuadalmarEl Guadalmar ponía rumbo hacia el campo del Mortadelo con la ilusión de conseguir la segunda victoria. Los Amarillos ya se enfrentaron a este equipo en su primer partido de pretemporada, del cual salieron derrotados por un 7-1 y querían resarcirse. El partido en su primera mitad no tenía un claro dueño aunque el Mortadelo parecía tener más peligro cada vez que llegaba a portería pero sin claridad. El Guadalmar no se sentía cómodo en el partido y le costaba bastante llegar a meta rival. El partido en cierto modo se jugó en el centro del campo y se llegó al descanso con el resultado inicial del 0-0.

Antes de la reanudación del partido el Guadalmar introdujo varios cambios para intentar cambiar el rumbo del partido, también se hizo el cambio del portero durante el descanso por lesión. Una vez iniciada la segunda parte el Guadalmar desapareció del partido y sólo era cuestión de tiempo de que el Mortadelo marcara el primero. A los 15 minutos de haber empezado la segunda mitad los locales marcaron el primero y se ponían por delante. A los 2 minutos del gol, el Mortadelo volvía a marcar, tras varios errores en la defensa de los Amarillos. El Guadalmar intentaba llegar a portería pero la zaga local estaba muy acertada y no daba ninguna opción. Los locales nuevamente marcarían para poner el 3-0, los Amarillos no daban crédito a lo que estaba pasando, estaban totalmente desorientados en el campo. Poco más tarde en un saque de banda favorable al Mortadelo cerca de la portería del Guadalmar, una falta de entendimiento entre en el portero y el defensa hace que el delantero del Mortadelo tenga que peinar el balón levemente para que entre de nuevo en la portería de los Amarillos. El Guadalmar realizaría el primer disparo a puerta en el minuto 82, esto indica lo poco acertado que estuvieron los nuestros arriba. El resultado final fue de un 4-0 pero pudo haber sido mayor, ya que los locales fallaron algunas ocasiones bastante claras.

Tras el partido el capitán del Guadalmar, Javier Quecuty, hizo unas declaraciones respecto a este: “fue una primera parte con ocasiones para los dos equipos pero en la segunda parte cambió,  ellos salieron más fuertes y se adelantaron, también tuvimos la mala suerte de lesiones tanto de jugadores como el portero, en mi opinión el Mortadelo bajo a gente del primera que aunque parezca que no eso influye muchísimo pero eso no es un factor para echarle la culpa. Sabremos levantarnos igual que lo hemos hecho siempre.” Estas son las palabras del capitán de los Amarillos, al que le deseamos muchísima suerte que y tenga una gran temporada.

El Guadalmar necesita espabilarse y demostrar que sabe jugar al fútbol como la temporada pasada, en los dos partidos de liga disputados no ha sabido realizar un fútbol con claridad y poderío. Necesita ser más sólido en todas las líneas y saber materializar sus ocasiones. Todavía queda un duro trabajo por hacer para que el equipo funcione al completo pero viendo al los jugadores y entrenadores que hay seguro que los resultados y el buen juego no tardará en llegar.

El próximo partido del Guadalmar será en casa el sábado a las 18:00, contra el CD ÁLORA, equipo que en la campaña pasada quedó en mitad de la tabla.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.