Los vecinos de La Noria no aguantan más y han puesto una denuncia contra la Junta de Andalucía debido a el mal estado del barrio de VPO de alquiler.

Las viviendas fueron construidas en 1993 y a los dos meses ya tenían goteras, que fueron debidamente reparadas. Esto hacía indicar que las viviendas estaban mal construidas. Las pendientes de las tuberías no es la adecuada, por lo tanto se producen constantes atoros, tampoco existen apenas arquetas por viviendas. El mayor problema es ese mismo, el acceso al saneamiento, no existe.

En el momento que ocurre alguna avería, el fontanero tiene que abrir un boquete y volver a taparlo una vez ha terminado. También informan que las fachadas necesitan ser impermeabilizadas desde 2007.

La Junta de Andalucía rehabilitó algunas zonas y arregló 14 de 140 viviendas.

Pueden ver más información sobre este tema en laopiniondemalaga

Sobre El Autor

Artículos Relacionados