Actualmente  24 deficientes psíquicos realizan sus talleres en el Centro Social, en una habitación de no más de 40 metros cuadrados, cuando podrían estar en las modernas instalaciones del Centro Ocupacional que cuenta con 850 metros cuadrados para realizar todo tipo de actividades.

La Asociación es sin ánimo de lucor y se esfuerzan por conseguir todos los recursos necesarios para mantener las instalaciones en las mejores condiciones posibles, debido a que tras dos años de desuso, han sido varios los daños causados por vándalos, como rotura de focos, la puerta rota, las vallas dadas de sí…

La previsión de la tesorera para que todo funcionase a la perfección serían unos 300.000 euros, con los que contratar a una limpiadora, cocinero, dos monitores y un director del centro. Se sufragaría entre la Junta y las pensiones de los usuarios.

Más info.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados