Guadalmar Santa Rosalia MaquedaUna vez más el Guadalmar afrontaba un nuevo choque liguero en casa, en el que se enfrentaba a la UD Santa Rosalía de Maqueda. El partido comenzaría con un retraso de 20 minutos puesto que el árbitro mientras que acudía al campo de Guadalmar pinchó una rueda del coche y el encuentro no pudo comenzar a su hora. Una vez que el árbitro llegó al encuentro se saltó los procedimientos habituales previos al partido (procedimientos de firmas, revisión de fichas, etc…). El partido comenzó y el Guadalmar dominaba absolutamente y los visitantes apenas llegaban al área rival. El Santa Rosalía al ver que no podía parar el buen juego de los Amarillos optó por la agresividad y como el árbitro no pitaba nada, estos siguieron haciendo falta tras falta, pero cada vez que el Guadalmar hacia una acción mínima de parar el juego de los visitantes pitaba falta y mostraba tarjeta amarilla. Los Amarillos indignados por la actuación del colegiado le recriminaron el duro juego que estaban realizando el equipo rival pero este hizo oídos sordos. En una acción en la que Manu Gilabert tenía el balón cerca del área visitante, el jugador de Maqueda realizó falta sobre él pero como venía siendo costumbre el árbitro “no la vio” y Manu debido a la frustración de la situación soltó una patada al jugador visitante, el árbitro no dudó y sacó la tarjeta roja. El Guadalmar se quedaba con uno menos y dominando el partido. Las ocasiones seguían siendo para los nuestros y los visitantes no llegaban a puerta contraria. El partido llegó al descanso con el 0-0 inicial con un gran juego por parte de todo el conjunto Amarillo a pesar de la poca ayuda del colegiado.

En la reanudación de la segunda parte, Mono (David) tiene que ser sustituido por lesión ya que en la primera parte recibió una falta, la cual no fue pitada. A los 5 minutos de haber empezado el partido, el árbitro pita la segunda falta a favor del Guadalmar en todo lo que llevaba del partido, esta estaba cerca del centro del campo. Miguel Marín se encargaría de centrarla al área donde estaba Alejandro Bueno para peinar el balón hacia atrás y marcar el 1-0 para los Amarillos. Tras el saque desde el centro del campo después del gol,  el entrenador de Maqueda empezó a dirigirse a los jugadores del Guadalmar sin motivo alguno y faltándole el respeto. Tanto Andrés como Fery (entrenadores de los Amarillos) salieron a defender a sus jugadores diciéndole que él no puede dirigirse a sus jugadores de esa manera, el entrenador visitante seguía como si nada hasta que los entrenadores del Guadalmar se pusieron serios y se lo recriminaron con constancia y este se calló. Los nuestros ajenos a las disputas en los banquillos seguían dominando y creando ocasiones. Manuel Pérez Pino se plantaría en tres ocasiones delante del portero visitante pero Manu no consiguió materializar ninguna.  Poco más tarde Oliver pide el cambio tras lesionarse, durante la realización del cambio el árbitro le muestra la amarilla por perder tiempo durante este, pero es que el jugador del Guadalmar apenas podía andar. Una vez que llegó al banquillo y sentarse en el, el árbitro le muestra la roja a Oliver por decir supuestamente “no tiene ni p**a idea), Fery también es expulsado, por decir insultos varios al árbitro pero el entrenador del Guadalmar en ningún momento le insultó solamente le recriminó la acción de expulsar al jugador.

Los visitantes seguían con su duro juego y Andrés en varias ocasiones le pidió al árbitro que por favor pitará alguna falta pero el árbitro no le hizo caso. En otra falta pitada a favor del Maqueda, Andrés le vuelve a decir al árbitro que pite para los dos iguales, el árbitro expulsa a Andrés y el banquillo del Guadalmar se quedaba vacio. Poco más tarde en un saque de banda a favor de los Amarillos, el entrenador visitante coge el balón y el jugador del Guadalmar va a por el para sacar de banda, el entrenador se niega a dárselo y crea un forcejeo innecesario, en el que el entrenador acaba empujando al jugador Amarillo,  en esta impugna el jugador del Guadalmar acaba expulsado incompresiblemente. Mientras que el colegiado sacaba la roja, el entrenador de Maqueda empezó a faltar el respeto con insultos a los jugadores locales pero el árbitro tampoco quiso ver nada en ese momento. Andrés tras poner paz en el campo se marcha pero el árbitro se dirige hacia él en tono despectivo y vacilante y tuvieron una discusión acalorada. El Guadalmar afrontaba los últimos 15 minutos de partido con 8 jugadores en el campo y sin los entrenadores en el banquillo, lo mejor de todo es que a pesar de ser menos los Amarillos seguían dominando el partido. A los visitantes de nada le sirvieron jugar con 3 jugadores de más ya que sólo realizaron 1 tiro a puerta en todo el partido y en ningún momento crearon peligro serio. Los Amarillos dejan la portería a cero después de 11 partidos encajando gol, gracias al portero que tuvo una buena intervención en un córner en la primera parte

El CD Guadalmar ya está cansado de arbitrajes pésimos como este durante toda la temporada. Esta temporada ya le ha costado más de un partido. Para el siguiente partido mínimo tendrán 3 bajas, más los lesionados y los entrenadores.

El próximo partido se disputara en el campo del Atl. Portada Alta, este será el último partido de la primera vuelta.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.