El problema de los mosquitos continúa en Guadalmar y los alrededores del Guadalhorce y por ello el Ayuntamiento ha fumigado todos los alrededores pulverizando insecticidas para evitar la propagación de los insectos. La fumigación se ha realizado desde cañones instalados en diferentes vehículos.

Los vecinos satisfechos aunque no pararán de movilizarse hasta que el problema se encuentre resuelto definitivamente.

Pueden ver fotografías y noticias en los distintos medios: Fumigan los entornos de Guadalmar y El Ayuntamiento mata mosquitos a cañonazos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.